Proyecto bajo la lupa: Iniciativa costarricense Paacume

Por
Viernes 25 de agosto, 2017

Un importante porcentaje de la actividad económica de la región costarricense de Chorotega, ubicada en la provincia de Guanacaste, se basa en la agricultura o depende de la generación hidroeléctrica. El Distrito de Riego Arenal Tempisque (DDRAT), que atiende el área a través de la extracción de agua del río Tempisque, ayuda al país a obtener aproximadamente US$200 millones (mn) al año gracias a su producción agrícola.

Sin embargo, la ubicación de la región en el denominado corredor seco centroamericano es extremadamente vulnerable a las sequías (gran parte de la zona no recibe precipitaciones durante cinco meses del año). Esto causa un gran impacto social y económico negativo en la población.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Sin el distrito de riego, el área de la rivera izquierda del río Tempisco —que incluye las subdivisiones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya— tendría una baja productividad agrícola. Irónicamente dicha zona es una de las que tiene más posibilidades de adaptarse a los efectos del cambio climático, de acuerdo con las autoridades. Las subdivisiones antes mencionadas incluyen alrededor de 40.000ha adecuadas para la agricultura.

Como consecuencia de esto, el gobierno ha reconocido la importancia de lanzar un proyecto integral que pueda ayudar a garantizar el recurso hídrico en la zona con fines de riego y para consumo humano, el turismo sustentable y la generación de electricidad.

Ubicación del 2do. componente del proyecto (ensanchamiento del segundo tramo del canal occidental del distrito de riego Arenal Tempisque). Fuente: Senara.

DETALLES DEL PROYECTO

La administración del presidente Luis Guillermo Solís avanza a paso firme con una completa iniciativa hídrica para consumo humano y riego, también conocido como Proyecto Abastecimiento de Agua para la Cuenca Media del Río Tempisque y Comunidades Costeras (Paacume).

La gestión del proyecto está a cargo del servicio de aguas subterráneas y riego Senara y considera la construcción de:

• Una presa sobre el río Piedras de 485m de largo y 29,5m de alto, que debiera cubrir un área de 850ha;

• Ensanchamiento de 20km del segundo tramo del canal occidental del distrito de riego Arenal Tempisque, además de la construcción de un nuevo segmento de 35km —el tercero del canal— desde el río Cabuyo hasta la localidad de Palmira;

• Construcción de una red de distribución de 300km para suministrar agua a 1.000 agricultores en las localidades de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya;

• Infraestructura relevante de la presa para producir 36-44GWh de hidroelectricidad para satisfacer la demanda de 460.000 hogares.

Cuando esté terminada, la nueva infraestructura suministrará agua para diversos usos: 16,5m3/s para regar 18.800ha de zonas agrícolas, 2m3/s para consumo humano y 1,5m3/s para zonas turísticas. Del mismo modo, se producirán cerca de 36GW de hidroelectricidad al año.

El suministro de agua para consumo humano quedará a cargo de la empresa nacional AyA, que deberá tratarla y distribuirla a los habitantes del sector.

Más específicamente, el agua se proporcionará a AyA en las localidades de Sardinal, Filadelfia, Santa Cruz y Nicoya. La cantidad de agua que se distribuirá servirá para abastecer a 500.000 personas por los próximos 50 años.

El proyecto beneficiará directamente a Bagaces (con la construcción de la presa) y las subdivisiones de Santa Cruz, Carrillo y Nicoya (a través del componente de riego de la iniciativa).

Ubicación del tercer componente del proyecto (la construcción de una red de distribución de 300km). Fuente: Senara.

AVANCES

Los estudios preliminares y la declaración de impacto ambiental para la iniciativa ya están listos.

Los estudios se llevaron con ayuda de una cooperación técnica de US$175.000 otorgada por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

En cuanto a la inversión, el BCIE aportaría US$425mn para terminar los trabajos, mientras que el Gobierno costarricense desembolsará los otros US$75mn.

El gobierno presentó un proyecto de ley que busca establecer nuevos límites para la reserva biológica Lomas de Barbudal, que forma parte del área de conservación Tempisque, cerca del sitio propuesto para la iniciativa.

Si se aprueba, la propuesta contemplaría modificar la designación de uso del suelo y autorizar al Sistema Nacional de Áreas de Conservación a usar la madera resultado de la tala de árboles que se ejecutará durante las obras de construcción.

Estos trabajos conllevarían la inundación de unas 113ha de la mencionada reserva. Por esto, las autoridades comprarán 531ha de terrenos vecinos al área protegida como compensación.

La Asamblea Legislativa revisará el documento y votará su aprobación. Si estos procedimientos finalizan a tiempo, el proceso de contratación de las obras se iniciará el próximo año para comenzar la construcción en 2019.

El plazo para terminar las obras vence en 2022.

Foto superior derecha: Ubicación de la presa del proyecto (primer componente de la iniciativa) que se construirá.