Tren Maya tendrá tres tramos

Por
Miércoles 12 de septiembre, 2018

La línea ferroviaria de 1.525km de largo conocida como Tren Maya, que el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) planea construir, comprenderá tres tramos, según documentos publicados en el sitio web oficial del futuro jefe de Estado.

El Tramo Jungla, de 426km, se extenderá desde el sitio arqueológico Palenque (en el estado de Chiapas), hasta Xpujil (Campeche). En la primera parte de este tramo, desde Palenque hasta Escárcega, también en Campeche, los trenes utilizarán las vías existentes. Desde Escárcega hasta Xpujil habrá que tender nuevas vías y también construir estaciones en Tenosique (Tabasco) y en el sitio arqueológico Calakmul (Campeche).

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Un Tramo Golfo, de 653km, conectará Escárcega con el balneario de Cancún, cruzando los estados de Campeche y Yucatán. Ya hay un ferrocarril existente en aproximadamente la mitad de la ruta, desde Escárcega hasta la ciudad turística de Izamal (Yucatán). También habrá estaciones en Ciudad Campeche, Maxcanú y Mérida, capital estatal.

Será necesario construir la segunda parte de este tramo para conectar Izamal con Cancún. Esta sección contará con estaciones cercanas al sitio arqueológico Chichén Itzá y a la ciudad de Valladolid (Yucatán). La terminal de la línea se emplazará en el aeropuerto internacional que atiende a Cancún.

El Tramo Caribe, de 446km, se extenderá desde Xpujil hasta Cancún, y tendrá que construirse desde cero. Habrá estaciones en Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, las ruinas arqueológicas de Tulum y las ciudades de Playa del Carmen y Puerto Morelos, todas en el estado de Quintana Roo.

Según información reciente del equipo de AMLO, el proyecto demandará una inversión estimada de entre 120.000mn y 150.000mn de pesos (hasta US$7.761mn) en fondos públicos y privados, y se espera que la construcción se prolongue por alrededor de cuatro años.

Alrededor de 16.000mn de pesos se destinarán al proyecto en el presupuesto federal del próximo año, de los cuales la mitad provendrá de impuestos al turismo.

Inversionistas de países como China, Canadá, Francia y Alemania han expresado interés en participar en la construcción de la línea, de acuerdo con los desarrolladores del proyecto.

AMLO asume la presidencia el 1 de diciembre.