Acuerdo de paz abrirá áreas con potencial minero en Colombia

Por
Viernes 29 de septiembre, 2017

El acuerdo de paz que firmó Colombia el año pasado para poner fin a la insurgencia de más larga data de América Latina abre amplias áreas para la exploración minera, dijo un representante de la industria.

Si bien Colombia está rezagada respecto de Perú y Ecuador en términos de exploración mineral, el país ofrece un potencial considerable para cobre, níquel y metales preciosos, dijo a BNamericas Santiago Ángel, presidente de la asociación minera nacional ACM.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

El mandatario Juan Manuel Santos llegó a un acuerdo de paz definitivo en noviembre de 2016 con las FARC, cuyos 8.000 combatientes entregaron sus armas en junio para terminar más de medio siglo de conflicto.

En un momento se pensó que el movimiento guerrillero —financiado con extorsiones, secuestros, el narcotráfico y la minería ilegal— controlaba hasta un tercio del territorio nacional, que cubre 1,14 millones de kilómetros cuadrados, incluidos los departamentos de Caquetá, Meta, Guaviare, Putumayo, Huila, Tolima y Nariño.

"Creemos que esta es una gran oportunidad, Creemos que hay zonas que no se han explorado", señaló Ángel en una entrevista concedida en la ciudad peruana de Arequipa. "Sin embargo, si no generamos los incentivos para la exploración, será difícil conocerlas".

Menos del 4% del territorio colombiano ha sido sometido a exploración geofísica, según la consultora Norton Rose Fulbright. Diversas mineras reclamaron 8.971 concesiones en 4,43 millones de hectáreas en 2015.

Santos se reunió en abril con ejecutivos de AngloGold Ashanti, Eco Oro Minerals, Red Eagle Mining, Continental Gold, Drummond, Cerrejón y Prodeco y acordó trabajar en la legislación que regula la certificación minera, el programa Obras por Impuestos y la consulta previa a comunidades, indicó Ángel.

Colombia, cuya minería se centra principalmente en el carbón, necesita condiciones más competitivas para atraer inversión extranjera debido a sus conflictos sociales y fallos judiciales adversos, comentó.

Las mineras que operan en Colombia invirtieron en promedio US$1.492mn anuales en los últimos cinco años, en comparación con los US$2.147mn al año en México y los US$7.815mn en Perú, según la ACM.

En abril AngloGold suspendió el proyecto de oro La Colosa, valorado en US$2.000mn, luego de que una comunidad votara a favor de prohibir la minería en la zona debido a preocupaciones ambientales; en tanto, el año pasado el gobierno prohibió faenas mineras en los ecosistemas conocidos como páramos, lo que retrasa el proyecto de oro y plata Angostura de Eco Oro.

Huelgas y violencia contra las operaciones mineras también son usuales. El año pasado hubo 338 incidentes en Colombia, en su mayoría ataques a líneas ferroviarias que usan las mineras, según la ACM. Los ataques han costado a la industria minera 1bn de pesos (US$340mn) en producción perdida durante los últimos tres años.

INVERSIÓN

Sin embargo, las mineras tienen previsto gastar US$1.500mn este año como parte de un programa quinquenal de inversiones por US$7.600mn en proyectos de oro, plata y cobre, según el grupo industrial.

Red Eagle acelera la producción en su mina de oro de US$55mn San Ramón, en el departamento de Antioquia, mientras que Cerro Matoso —bajo control de la escisión South32 de BHP— amplía su mina La Esmeralda. Asimismo, la canadiense Continental planea iniciar la construcción del proyecto de oro y plata de US$389mn Buriticá en Antioquia este año luego de asociarse con Newmont Mining.

"Sin lugar a dudas, no solamente San Ramón ha marcado un hito, sino que hay una mina de inversionistas peruanos que está terminando la construcción, Antioquia Gold", comentó Ángel. "Estamos empezando a ver nuevas minas en el país. En el oro el potencial es gigantesco, y creemos que el cobre será el siguiente en la lista".

Colombia produjo 90,5 millones de toneladas de carbón, 81,8 millones de libras (37.100t) de níquel, 1,99 millones de onzas de oro, 335.248oz de plata, 29.481oz de platino, 2,03 millones de quilates de esmeraldas y 715.692t de mineral de hierro en 2016, según la Agencia Nacional de Minería.

MINERIA INFORMAL

La industria minera trabaja también con el gobierno para formalizar la actividad minera local de menor escala conocida como barequeo y solicita sentencias más duras para mineros ilegales hallados culpables de lavado de dinero, deforestación y contaminación de la selva amazónica, explicó Ángel.

Se calcula que hay 180.000 mineros informales en Colombia que operarían en 25 de los 32 departamentos del país. El año pasado generaron ingresos por unos 7bn de pesos, según el Ministerio de Defensa.

El gobierno ha identificado 7.000 faenas mineras, que representan el 70% de las operaciones en el país, según el Ministerio de Minas. Una protesta de 10 días protagonizada por mineros ilegales interrumpió las operaciones de Gran Colombia Gold el año pasado.